top of page

Me enamoré de Inglaterra en un par de meses


Ya estoy por cumplir seis meses en este nuevo país. Mi vida se ha convertido en una montaña rusa de emociones, retos e ilusiones. Pero puedo decir que en los últimos meses me he enamorado de Inglaterra.


Me sorprende lo poco que conocía sobre el Reino Unido y su cultura. Yo creía que estaba preparada, que sabía exactamente a donde iba y lo que encontraría, pero no pude estar más equivocada. Cada día me sorprendo aprendiendo nuevas palabras (que solo los ingleses entienden), probando nuevos platos y productos del supermercado, intentando lucir nuevas modas y recorriendo nuevos caminos.


El famoso “slang” de los jóvenes en Inglaterra ha sido un nuevo reto para mí. No solo pasar de comprender que lo que yo llamaría “pants” aquí son “trousers” (pants es ropa interior, así que ya se imaginan las penas que he pasado), que a la basura le dices “rubbish” o que las personas tienen esta forma particular de decir “cheers” “mate” o “lovely”. Me siento sumamente afortunada de poder ver atrás y descubrir que se nuevas palabras de una cultura totalmente nueva para mí.

¡Ah! “Posh” es elegante y “Fancy” son disfraces. 

Sigo aprendiendo. Muchas personas se ríen de mí, yo me sigo riendo de mí misma. Pero soy feliz, y me siento afortunada de tener la oportunidad de seguir aprendiendo.

Me enamoré de su comida. En los últimos meses mi inmersión a sido completa, aunque estoy dispuesta a seguir explorando. Estoy fascinada con la capacidad de

todos los Pubs de transformar su menú los domingos para servir el famosos Sunday Roast. Entre los locales es casi que una necesidad salir el domingo por un Roast.


Dato curioso entre el vocabulario inglés y la comida: para mí un “Pudding” seria como un postre cremoso y gelatinoso ¿no? Algo muy específico. Más o menos parecido a una natilla colombiana. Aquí Pudding es de hecho la forma común de decir postre “Dessert” (como si fuera el postre en casa – no Posh), pero luego Pudding también es este pan horneado que se sirve con el Sunday Roast.



Fact: Pubs viene de la palabra Public House, es decir una casa donde todos son bienvenidos. Yo tenía el concepto de que era más cercano a un bar, pero realmente es una casa (que se ve como casa y debería sentirse como casa) en donde las personas buscan compartir. Mis favoritos, aquellos que se mantienen originales, y te sirven comida al lado de una chimenea.


El sonido de la madera y el fuego, una cidra y algunas cartas para jugar, serán sin duda uno de los recuerdos más acogedores de mi paso por Inglaterra.

Descubrir que acá los pancakes son lo que yo llamaría un creppe, fue un antes y un después. Pero quiero confesar que: la mañana del día nacional del pancake ha sido una de las más felices de los últimos meses. Nuevamente, me enamoré de Inglaterra. Ver cómo les encantada “to flip” el pancake en la sartén, y comerlo con azúcar y limón, me genera amor y nostalgia. Pero como buena colombiana, le puse también dulce de leche - arequipe.



Quiero confesar que: la mañana del día nacional del pancake ha sido una de las más felices de los últimos meses para mi <3

Crumpet es algo que definitivamente se volverá parte de mi lista de mercado. Para mí, este es el invento perfecto entre un pan, pancake y algo más. Si no lo has probado, mi definición sería: Un pancake americano con burbujas por dentro. Como tiene orificios en su masa, cualquier salsa que le pongas entra y todo el crumpet queda perfectamente permeado… En mi caso, si le pongo arequipe, este se derrite y queda perfecto. Aquí lo comen solo con mantequilla (bastante).


Algo que no se repetirá en mi cocina será el “Marmite”, como dicen algunos: es de odios o amores. Yo definitivamente no pude. Su sabor y olor es muy fuerte (basado en levadura).


* Me falta probar el Full English

También estoy orgullosa de decir que aprendí a apreciar el té inglés. Yo siempre he sido de tomar té con esencias florales o frutales, me gusta con miel y limón. Cuando llegué acá, no entendía de que se trataba el té inglés. Para mí era un té negro común y corriente.


Recientemente descubrí que la fórmula secreta está en:

  1. Poner la bolsa de té en el vaso.

  2. Poner el agua hirviendo encima.

  3. Dejar reposar por 3 minutos.

  4. Poner lo necesario de leche hasta que tenga color caramelo (va bien con leche de avena).

  5. Una cucharada de azúcar.


¿Pueden creer que yo los primeros meses tomaba él té inglés solo en agua? Claramente por eso me parecía terrible.


**Para tener un proper Afternoon Tea necesitas scones, mermelada y crema. 

Y si mi experiencia inglesa aun los ha cautivado lo suficiente para leer hasta acá, quiero contarles de los nuevos caminos que he recorrido. La facilidad de transportarse aquí es fascinante. En un día puedes ir y volver de una aventura en lugares totalmente diferentes.


Hasta ahora he tenido la oportunidad de conocer: Edimburgo (Escocia), Swansea y Cardiff (Gales), Londres (la ciudad más grande), Birmingham (la segunda ciudad más grande y la central de la fábrica de chocolates Cadbury), Canterbury, Cambridge y claramente Brighton. Pero, además, he descubierto lo lindo que es el countryside inglés, con sus típicas Cottage Houses, o el plan de fin de semana a descubrir las casas antiguas que han sido preservadas (gracias al National Trust). Desde Brighton, puedo conocer muchas pequeñas ciudades, que me han venido enamorando de apoco: Lewes, Newhaven, Eastbourne, Shoreham-by-Sea, Lancing, Worthing… cada una tan cerca de la otra, que no notas cuando cambias de ciudad, pero a la vez, cada una es diferente y especial.


Hoy más que nunca quiero seguir enamorándome de este país.

He sido feliz en los últimos meses, aunque también he siento momentos de nostalgia y ganas de volver. Pero hoy más que nunca quiero seguir enamorándome de este país. Por las personas que he conocido, y las que conoceré. Por aquellos seres que me han acompañado en el descubriendo de esta nueva cultura, pero sobre todo por mis sueños y mi deseo grande de ayudar a otros a recorrer este camino.


Porque enamorarse es la disposición y apertura a lo desconocido. Confiando en que este nuevo país, nueva cultura y nuevo idioma, son el camino perfectamente desconocido para seguir amándome como mujer, y amando mi vocación de entrega y servicio a los demás.


Llega pronto la primavera y los Daffodils (Narcisos) empiezan a florecer.

Los Daffodils simbolizan el renacimiento, porque son la primera flor que florece al final del invierno. Significan el fin de los días oscuros, la resiliencia y anuncian un nuevo comienzo.


Este es un nuevo comienzo. 


Comentarios


LIDERA TU MUNDO-50-min.jpg

Hola soy Isabela

En este espacio quiero contarte más sobre mis experiencias personales y académicas en el extranjero, conectarte con el mundo y mostrarte nuevas opciones para que puedas liderar tu mundo.

  • Instagram
  • YouTube
  • Whatsapp
  • TikTok
  • Facebook
bottom of page